Escrito por Tendenzias

Cómo funcionan las tarjetas de crédito cuando se hace una compra

A pesar de que muchas personas hacen uso de tarjetas de crédito como American Express, Visa o Mastercard en su vida coitidiana, muchas no entienden bien las características de estas tarjetas y cómo funcionan. Por ello vamos a explicar por partes qué es una tarjeta de crédito, cómo se utiliza y qué condiciones impone el banco para su concesión.

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Las tarjetas de crédito son un tipo de dinero plástico, es decir, ficticio. Las tarjetas de crédito argentinas las conceden las entidades bancarias y su objetivo es que su poseedor pueda comprar bienes y servicios más fácilmente.

¿Cómo funciona una tarjeta de crédito?

Tal y como su nombre indica, cuando usamos la tarjeta se crea un crédito con nuestro banco: la entidad bancaria nos hace un préstamo que deberemos devolver dentro del plazo acordado, normalmente a final de mes. De esta forma, cuando realizamos una compra no es necesario que dispongamos del dinero en ese momento, sino cuando el banco nos solicite la devolución del préstamo.

¿Qué condiciones son necesarias para tener una tarjeta de crédito argentina?

Todas las tarjetas de crédito incluyen un límite de gasto: el banco nos prestará dinero hasta que lleguemos a un límite previamente acordado. Cuando gastemos todo nuestro límite de crédito, deberemos esperar a saldar nuestras deudas con el banco para volver a disponer de préstamos de dinero. Este límite de crédito se negocia con la entidad bancaria dependiendo de nuestro sueldo mensual; el banco propondrá una cantidad acorde con nuestros ingresos para asegurarse de que podremos pagar nuestras deudas.

Cuando efectuamos una compra con nuestra tarjeta de crédito Argentina, disponemos de lo que se conoce como un “período de gracia”. Durante este lapso de tiempo no tendremos que hacer frente a ningún interés en nuestras compras, es decir, el banco nos prestará el dinero gratis y la única condición será devolverlo dentro de los límites pactados. Así pues, para los compradores responsables las tarjetas de crédito serán una herramienta muy útil para poder realizar adquisiciones de bienes y servicios.

Si no podemos hacer frente al pago del crédito de compra cuando llegue la fecha presente en el contrato, deberemos abonar intereses por el dinero prestado. Sin embargo, las entidades bancarias contemplan planes de financiación para que los clientes que sufran un gasto excesivo con sus tarjetas de crédito argentinas puedan asumir el pago de sus deudas.